El 8 de marzo de 1922 se funda la Orquesta Sinfónica de Bilbao, por lo que este 2022 se cumplirán sus 100 años de andadura. Para esta conmemoración, la orquesta ha centrado parte de su programación en el homenaje a algunas mujeres compositoras e intérpretes, siendo una de las principales protagonistas la vizcaína Isabel Urrutia, a quien hoy dedicamos este Mulierum.

Ver entrevista

Celebramos el centenario de la Orquesta Sinfónica de Bilbao con músicos de tres siglos diferentes.

El primero, históricamente, será Juan Crisóstomo de Arriaga que nació en Bilbao a comienzos del siglo XIX. Niño prodigio. Con trece años escribió su primera ópera: “Los esclavos felices”. Vivió en la calle Ronda, donde nacería Miguel de Unamuno, rodeado de un ambiente de música popular. Con quince años se fue a estudiar a París y, allí, ingresó en la Real Escuela de Música gracias al apoyo del compositor Manuel García, padre de Pauline Viardot, compositora y cantante de ópera.  Se convirtió, él mismo, en profesor auxiliar. Murió poco antes de cumplir los veinte sufriendo un olvido hasta finales del siglo.

Entre su ingente obra de la que siempre se destacan los Tres Cuartetos, está “Herminie”, cantata, en un acto y dos cuadros que expresa el lamento de la princesa Herminie , hija del rey de Antioquía, por su amado. Es una pieza de gran dificultad técnica: Hay que extender poco el descanso a la hora de recitar para no restar expresividad al texto y para ello es necesario contar con la complicidad del director.  Hay sopranos que al no templar su potencia vocal desbordan el texto. Vanessa Goikoetxea estuvo espléndida en su moderación, por momentos, y en su fuerza e intensidad cuando se requería. Incluso nos regaló un fragmento de la ópera “Mirentxu” de Guridi: “Goizeko eguzki argiak” (Luces del sol de la mañana). Soberbia.

Jesús Guridi nació en 1886 y fue organista de la Catedral de Bilbao. Estudió en París, Bruselas y Colonia, donde conoció la música de su época que incorporó a sus composiciones. No muy bien entendidas hasta la ópera Mirentxu, en 1910. Comienza con él, en Euskadi, un movimiento que en Europa ya existía, de nacionalismos musicales: aparente incongruencia por incorporar la música de su tiempo a la cultura popular que se contraponía al arte llamado  culto, de esencia aristocrática, en sus orígenes, y burgués o urbano, después.  No se trataba simplemente de introducir aires conocidos por todos sino de escoger melodías e incorporarlas a las nuevas creaciones. La pieza que hemos escuchado es “Eusko Irudiak” (Cuadros Vascos).

La acción transcurre en Ondárroa, pueblo pesquero de la costa vizcaína: Boga-boga, La tormenta y Fiesta en el puerto. Los pescadores salen a la mar, se desata la tormenta y se teme por sus vidas, al volver cantando celebran una fiesta con espatadantzas  (danzas de espadas), bailes… El coro San Juan Bautista interpretó con alegría el ambiente vasco en ocasiones opacado por la potencia de la orquesta.

Isasi nació poco después, en 1890. Estudió en Berlín con grandes maestros como E.Humperdinck, influenciado, seguramente, por el concierto que escuchó en la Sociedad Filarmónica y dirigido por el mismísimo Richard Strauss. No tiene miedo de sus orígenes populares, es más, los reivindica aunque compone una música de tintes germánicos no folclórica, no muy bien entendida, a veces, por sus contemporáneos: compuso numerosos lieder de los que es, en numerosas ocasiones, autor de la poesía y la música.

Contribuyó, también, a la creación de la música vasca, movimiento propiciado por la burguesía local que vio en ello un impulso a la regeneración económica. “El oráculo” es uno de sus poemas sinfónicos, de claro sabor germánico, envuelto en la atmósfera potente que caracteriza a los maestros alemanes.

Y la joya de la corona fue “Utopías” de la joven compositora vizcaína Isabel Urrutia que nació en 1967. Comenzó su formación musical en Bilbao y continuó en París. Creó, junto a J.L.Campana, un nuevo método de composición: World Timbres Mixtures que consiste en la incorporación a la orquesta tradicional de instrumentos tradicionales del mundo creando una paleta sonora en el ordenador al que se unen instrumentos clásicos. Utopías no se ha creado expresamente para celebrar el centenario de la Orquesta Sinfónica de Bilbao pero era su estreno. La compositora no utilizó la orquesta de forma tradicional sino fragmentándola en diversos grupos de cámara que se interpelan y se contestan y que, en algunos momentos, forman un todo.

Esta magnífica composición fue recibida con cierta frialdad por el público de Bilbao. Quizá la utopía sea que los oyentes abran sus mentes a músicas nuevas, a la música contemporánea. Los compositores y los intérpretes vascos bajaron hace ya tiempo del monte. Ahora le toca al público.

Genma Sánchez Mugarra

Bilbao Orkestra / BOS 01

A.Isasi: El oráculo / J.C.Arriaga: Herminie, cantata / I.Urrutia: Utopías / J.Guridi: Eusko Irudiak

Vanessa Goikoetxea: Soprano

San Juan Bautista Abesbatza / Coro (Director: B. Astúlez)

Director: Erik Nielsen

Ver original

El pasado lunes, 14 de junio se presentó la nueva temporada de la Orquesta Sinfónica de Bilbao, en la que la BOS cumplirá 100 años, un hecho que se va a conmemorar con una programación excepcional.

El acto de presentación se celebró en la Sala de ensayos de la Orquesta, con la presencia Lorea Bilbao, diputada foral de Euskera Cultura y Deporte, y Presidenta de la BOS; Erik Nielsen, director titular de la BOS; Ibon Aranbarri, director general de la BOS; Borja Pujol, director técnico de la BOS y la compositora de Getxo Isabel Urrutia, que estrenará su composición “Utopias”, dedicada a la BOS en su centenario, precisamente en el que será el primer concierto de la temporada.

En su intervención, Lorea Bilbao ha destacado que en la próxima temporada las mujeres «tendrán gran protagonismo, subrayando el importante papel que tienen en la música, como compositoras, solistas, directoras, aficionadas y como transmisoras de la pasión por la música».

Isabel Urrutia es una de las seis compositoras de las que se programará música la próxima temporada, junto con la de Louise Farrenc, Clara Schumann, Fanny Hensel-Mendelssohn, Sofia Gubaidulina y Madeleine Dring. La creadora getxotarra participará en el concierto de apertura de la temporada, que el director Erik Nielsen ha definido como un homenaje al público de la BOS y a la música hecha en Bizkaia. Durante su intervención en la rueda de prensa, Isabel Urrutia ha expresado su «ilusión y orgullo» porque su última obra vaya a ser interpretada por la BOS y por poder participar en la temporada del centenario de la orquesta bilbaina.

«El título de mi obra “Utopias” no tiene referencias musicales, lo creé cuando se declaró la pandemia del coronavirus porque en ese momento no sabía si se iba a poder estrenar alguna vez pero, por fortuna, mi obra no va a quedar en una utopía, sino que va a ser estrenada», explicó la compositora.

 

Ver noticia completa en El Correo

Ver noticia completa en DEIA

Ver noticia completa en la BOS

Ver noticia completa en Naiz

Ver noticia completa en Melómano digital

 

 

 

En la primavera de 2020, el Conservatorio de la ciudad mexicana de Monterrey va a ser escenario de una experiencia musical inédita. Se trata de un proyecto pedagógico tiene como fin dar a conocer una nueva técnica de composición creada por el argentino José Luis Campana junto a la española Isabel Urrutia que lleva el nombre de World Timbres Mixture.

 

Isabel Urrutia y José Luis Campana presentan sus ‘World timbres mixtures’ en París

http://es.rfi.fr/cultura/20180517-isabel-urrutia-y-jose-luis-campana-presentan-sus-world-timbres-mixtures-en-paris   Difundido el 17-05-2018

 

Se acaba de presentar en el Centro de Documentación de Música Contemporánea de la Cité de la Música de Paris, el proyecto World timbres mixture -mezcla de timbres del mundo- que han elaborado la compositora vasca Isabel Urrutia y el franco-argentino José Luis Campana, basado en la utilización de muestras de instrumentos tradicionales del mundo entero sin modificación informática.

La Orquesta Sinfónica de Euskadi, bajo la dirección de Carlo Rizzi, se nos descuelga con un estreno que invita a la reflexión: ‘Eresoinka’, de la getxotarra Isabel Urrutia, mi brillante tocaya compositora. Profesora de armonía, contrapunto, historia de la orquestación y técnicas de composición en Musikene (Centro Superior de Música del País Vasco), con sede en San Sebastián, es una profesional que nunca ha descuidado su vertiente creativa.

Ganadora en 2007 del concurso que organiza la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas con su pieza ‘Gerok’, volvió a colgarse una medalla en 2012 al vencer en el certamen ‘Grazyna Bacewicz’ que se celebra en Polonia. Es una compositora de prestigio internacional, conocida lo mismo en el Teatro Colón de Buenos Aires que en el Conservatorio Chaikovski de Moscú. En esta ocasión la OSE abordará en primacia la interpretación de una pieza de Urrutia que rinde tributo a Eresoinka, una masa coral de 110 hombres y mujeres que apenas tuvo un rodaje de dos años, entre 1937 y 1939. Se cumplen 75 años de su disolución.

 

Juan Krakenberger

 

Madrid, 12/04/2010. Auditorio 400 del MNCARS. Ensemble Residencias III. Trío Arbós: Juan Carlos Garvayo, piano; Miguel Borrego, violín; y José Miguel Gómez, violoncello. Neopercusión: Juanjo Guillem, Rafa Gálvez y Juanjo Rubio, percusión. Carlos Gálvez Taroncher, clarinete. Marian Moraru y Lavinia Moraru, violines. Rocío Gómez, viola. Vitan Ivanov, contrabajo. Isabel Requeijo, armonio. Obras de Bernhard Gander, Isabel Urrutia, Pierre Jodlowski y Mauricio Kagel. Temporada 2009/10 del CDMC. Ocupación: 55%

Me extrañó el escaso interés del público por este concierto: ya sus títulos despertaron en mí curiosidad, y esta no quedó defraudada, todo al contrario, porque todas las cuatro obras tenían alguna característica especial, cosa que no siempre es el caso en estos programas. Ya lo dije en mi crónica anterior: la diversidad, en el campo de la música contemporánea, está garantizada. Pero en este programa hubo otros aspectos que despertaron el interés, como hemos de ver a continuación. El programa de mano trae comentarios muy apropiados de María Santacecilia.

El concierto se inició …

Siguió un estreno: la obra Sei de Isabel Urrutia (Vizcaya 1967) destinada al Ensemble Residencias, que se compone del Trío Arbós y Neopercusión, o sea, para seis músicos, como lo dice el título. Dura unos doce minutos. Quiero subrayar que esta obra me impresionó por su extrema sensibilidad, lograda a través de sonoridades delicadas y líneas melódicas suaves, todo ello dentro de un idioma contemporáneo. Son pocas las compositoras femeninas que se dedican al género, y el hecho que el CDMC promueva a esta compositora es todo un acierto. Casi toda la pieza trascurre en contemplativa tranquilidad, y solamente hacia el final hay unos golpes secos. La compositora buscó, inteligentemente, contrastar sonoridades con silencio y lo logró magistralmente. La pieza se desvanece en silencio total. Hubo muchos aplausos, y la compositora, presente en la sala, agradeció a los músicos su interpretación, que fue singularmente lograda.

Después del intermedio …